ES / EN
 

Monlau Competición concluye las 24 H. Frigo de Motociclismo

La climatología ha sido caprichosa y ha brindado un final apoteósico a esta edición de las 24 Horas Frigo de Motociclismo del Circuit de Catalunya. A falta de menos de una hora para que ondease la bandera de cuadros, las nubes han cubierto el trazado de Montmeló y con la compañía de los rayos, el agua ha empezado a llover del cielo. Monlau Competición que, como cada año, ha estado presente con dos motos, en esta ocasión dos Honda CBR RR 1000 de Superstock 1000 (SST1); ha tenido suerte dispar y solo ha podido terminar con una de ellas.

La moto del dorsal #71 ha sido, durante la mayoría de la carrera, la más rápida de la escudería barcelonesa. Tras las tres primeras horas, la moto pilotada por Pere Cristóbal, Andreu Esteve, Lluís Costa y José Luis Carrión se ha situado en el tercer lugar de su categoría. A continuación, diversos problemas, habituales de las carreras de resistencia; les han relegado hasta más allá del décimo puesto entre las SST1 pero, lejos de tirar la toalla, los bravos pilotos de Monlau Competición han protagonizado una remontada y han escalado hasta el quinto lugar –una hora antes de terminar. Pasadas las 23 horas de competición, una tromba de agua ha provocado un enorme movimiento en boxes al ver entrar a todos los pilotos para un obligado cambio de neumáticos. Y, finalmente, Cristóbal, Esteve, Costa y Carrión, con 644 giros al trazado catalán; han conservado su sitio y han cruzado la meta en una meritoria quinta posición.

Por el otro lado, la del dorsal #17 se ha tenido que despedir prematuramente, a dos horas del final, por rotura de motor. Jara, Amado, Alonso y Fernández han dado la sorpresa durante la primera hora, colocados en la primera posición de SST1 y cuartos en la general. A partir de entonces, varios problemas les han relegado a la zona baja de la clasificación y en la vigésimo primera hora, la suerte les ha dado la espalda y lamentablemente, han tenido que abandonar.

Jaime Serrano, subdirector de Monlau Competición, ha valorado positivamente la participación del equipo: “Las 24 Horas Frigo de Motociclismo son una competición larga y dura. Nuestro objetivo aquí es ofrecer una última práctica real a nuestros alumnos de segundo curso y dentro de las posibilidades, terminar la carrera. En esta ocasión, solo hemos podido concluir con una moto por caprichos de la mecánica pero la experiencia ha sido productiva y el equipo ha salido satisfecho por todo el trabajo realizado. Debo felicitar a los profesores, a los alumnos y a los pilotos por el enorme esfuerzo e implicación mostrado con este proyecto que, sin duda, es unos de los más importantes de nuestro centro.”

previous post: Test Seat Ibiza Gr.A
next post: Tercera victoria consecutiva de Marc Márquez